Un blog de viajes - Travellerspoint

Tailandia, ราชอาณาจักรไทย (3ª parte)

sigo mi viaje nuevamente hacia Tailandia, pero esta vez a las islas del sur...

sunny 40 °C

Tras el periplo por Camboya, y tras varias horas de autobús, y gran parte de ellas completamente innecesarias, estoy finalmente de nuevo en Tailandia, aun queda mucho por recorrer, pero de momento a ver que tal llegamos a Bangkok.

Esta vez cambiaremos de transporte será en una furgoneta grande donde caben unos 12 pasajeros aparte del conductor, con el aire acondicionado a tope, suerte que siempre llevo un jersey de cremallera y capucha porque aquí las lluvias van y vienen, y todos los transportes públicos tienen el aire acondicionado a unos niveles bajo cero.

A todo esto, seguía con el muchacho de mi hotel, se llamaba Steve era de Australia y llevaba mas de medio año viajando, llevaba muchas historias a sus espaldas y aun le quedan otros tantos meses de aventura, que envidia. También hicimos amistad con un chico de Manchester Ross, también llevaba varios meses viajando, y en unos días volvía a Inglaterra.

Nos llevamos una alegría cuando vimos que nuestra furgoneta iba bastante mas rápido que el autobús, y esperábamos que no nos hicieran las mismas jugadas que en Camboya, pero ilusos de nosotros, que no iba a ser así.

Paramos en una especie de restaurante de carretera, ¿la excusa? que nos íbamos a meter todos en un mismo autobús ya que las furgonetas gastaban mucha gasolina) donde estuvimos cerca de una hora, ya estábamos hartos de estas "jugadas" así que no hubo ni una sola persona en todo el autobús que comprase nada, nos sentamos en las sillas de la terraza cubierta a la espera de volver a montarnos, la camarera estaba algo frustrada ya que tenia la terraza completa, pero nadie quería pedir nada, así que al poco tiempo nos dijeron que el autobús no venía, que estaba retrasado (vaya novedad) que seguiríamos hasta Bangkok en las mismas furgonetas.

Unicamente haríamos una nueva parada varias horas después para repostar, finalmente llegamos a Bangkok y nos dejaron en Khao San Rd. el centro neurálgico mochilero, y juntos el australiano, el chico de Manchester y yo, fuimos al hotel al que yo ya había estado la ultima vez, compartimos una habitación para esa misma noche que nos salió realmente barata, unos 3euros por persona mas o menos.

En cuanto llegamos salimos a comer, los lleve a donde Ohm me llevó por ahí cerca, y estuvimos tomando unos Buckets, que como su nombre indica son cubos, pero de alcohol mezclado con zumos o refrescos.

DSC05739.jpg

Lo bueno llegó cuando de repente una mujer apareció con un carro lleno de insectos a la plancha, mi amigo de Manchester ni se lo pensó y se trajo un buen montón de insectos, los puso sobre un papel en medio de la mesa, la idea era comérnoslos...
DSC05746.jpgDSC05749.jpg
DSC05751.jpgDSC05743.jpg
La verdad es que no era para tanto, cuando coges un saltamontes es mas la sensación previa a cuando lo tienes metido en la boca, a mi me recordó a los boquerones, con sus espinas y tal, y con la cerveza entraba mejor, la gente dice que saben a pollo, a mi no me supo a nada... los saltamontes y los gusanos estaban bastante bien, el problema vino cuando cogí el escarabajo, que al morderlo le salió todo el jugo, ese se ve que no estaba demasiado hecho, decidí dejar los insectos por un buen rato. Tras la ración de insectos y unas cuantas rondas de cervezas decidimos ir a una discoteca cercana, estaba bastante bien, muy buena música la verdad, muchísima mejor que la de aquí.

Tras unas horas en la discoteca decidimos volver a casa, no sin antes comernos un Pad Thai de camino al hostal, que es un revuelto de fideos con verduras y carne a tu elección, también pueden llevar tortilla.

Nos despertamos temprano, ya que nos queríamos despedir de Ross, el chico de Manchester que esa misma mañana volví para casa, así que desayunamos juntos en el hotel, Steve el australiano sacó su guitarra que la llevaba consigo, la cual ha sido firmada por todo aquel que en su camino se ha ido encontrando así que así hicimos, y nos despedimos de Ross en la puerta que pasaban a recogerlo.

Steve y yo estuvimos dando algunas vueltas, y el también decidió seguir por su cuenta, estuvimos bastante tiempo hablando de lo que yo quería hacer, y el contándome sus peripecias por medio mundo, nos dimos un abrazo y nos deseamos suerte.

Di un paseo por la zona, haciendo una lista mental de que cosas compraría antes de volver a casa, ya que no pensaba hacerlo antes para tener que llevarlas conmigo todo el viaje.

En el hotel en el que me había hospedado tenían servicio de taquillas, así que metí todo lo que había comprado y no iba a necesitar para mi nuevo viaje, ya que esa misma noche pondría rumbo al sur, a Puket.

Cogí un taxi que me llevase hasta la estación norte de autobuses, y compre mi billete para Puket, comí en un KFC y me senté a esperar frente al muelle de mi autobús, no paso mucho tiempo hasta que llegó. El autobús era de dos plantas, con televisión, aire acondicionado glaciar y unos visillos muy monos en las ventanas.

Como las películas estaban en tailandes decidí dormir, a la espera de despertarme cuando llegásemos a Puket.

De esta manera pude ahorrarme una noche de hotel.

DÍA 10

Como si de un despertador se tratase, desperté justo cuando estábamos entrando en Puket, la verdad es que me sorprendí, había oído hablar muy bien de Puket, y a mi la verdad es que no me causó demasiada buena impresión, al menos a primer vista, también puede ser porque lo primero que vi nada mas despertar fue a un grupo de adultos rociando a un perro medio muerto y convulsionando en el suelo con azufre.

Nada mas bajar del autobús, una oleada de taxistas se nos acercó a los que parecíamos turistas ofreciéndonos sus servicios, al contrario que otras veces, accedí muy rápido tras un breve regateo por un viaje hasta Patong, no tenia muchas ganas de calentarme la cabeza, esta medio dormido.

El viaje hasta Patong duró cerca de media hora, tal vez menos, está al otro lado de una montaña, y cuando llegamos, me dejó en el paseo marítimo del pueblo, eran curioso ver las señales de evacuación por tsunami, solo recordar que en el lugar donde yo me encontraba hace escasos años ocurrió uno daba de que pensar.

La verdad es que cuando llegué el sitio no me pareció nada del otro mundo, muy turístico, con ofertas de excursiones por todos lados, ofertas de actividades en la playa por todos lados, motos acuáticas, y todas esas cosas.

Lo primero era lo primero, y era buscar alojamiento.

La verdad es que lo encontré bastante rápido, se llamaba "Backpackers Hostel", y no por ello mala oferta, era una pensión en la que la habitación se compartía con unas 10 personas, pero esta vez tan solo había una chica.

Hablamos un poco y me despedí fui a buscar cosas para hacer, habían muchísimas agencias ofertando las excursiones, después de descubrir que las cosas que quería visitar en la zona unicamente se podían hacer mediante una agencia autorizada, tuve que ponerme a buscar una, y finalmente tras algo de regateo conseguí una oferta bastante buena, vería unas cuevas con un Buda reclinado en su interior, la famosa isla de James Bond, la cual su nombre real es Ko Tapu, y un poblado pesquero de gitanos musulmanes que viven en un pueblo flotante alrededor de una isla muy alejados de la civilización.

El día era estupendo, así que fui a la playa, era la primera vez que iba a una playa tailandesa, y el agua estaba realmente caliente.

Fui a comer algo por el centro y volví al hotel, aun estaba cansado ya que dormir en el autobús no fue muy cómodo, así que fui temprano al hotel, además, mañana me iría de excursión bastante temprano.

DÍA 11

Me recogió un autobús en la agencia de viajes, y de ahí fueron de agencia en agencia recogiendo a los demás turistas. Finalmente cuando el bus estuvo lleno, nos pusimos en marcha, el guía, un señor tailandes muy arrugado nos explicaba a donde íbamos, nuestro primera parada fueron las cuevas del buda reclinado.

Durante el trayecto en autobús nos pusieron la película "The man with de golden gun" con Roger Moore como James Bond y Christopher Lee como el villano Scaramanga, que es donde sale la famosa isla, me sorprendió gratamente, ya que siempre quise verla antes de ir a Tailandia, pero por una cosa u otra nunca lo hice.
Tras haber presenciado el Buda reclinado de Bangkok, cualquier otra cosa que veas es muy difícil que te sorprenda. Eso si, el sitio tenia su encanto, lleno de monos haciendo cabriolas alrededor tuya, pero poca cosa mas que disfrutar del sitio.

De vuelta al autobús fuimos al puerto de rio, donde cogeríamos unas lanchas de madera como las que ya había visto en Bangkok para ir hasta Ko Tapo, la famosa isla del agente 007. Una vez llegamos comenzó a llover, una verdadera lástima porque no pudimos disfrutar de toda la belleza que esa isla tiene, para colmo la marea estaba baja, y estaba todo lleno de lodo, pero aun así lo disfruté.

Volvimos a la barca y pusimos rumbo a Ko Pannyi, aquí viven los gitanos del mar , un pueblo que mantiene como puede su cultura de nómadas, desplazándose de isla en isla como sus antecesores. Sufriendo también, al igual que los gitanos de Occidente, por la incomprensión y el rechazo de sus compatriotas. Fieles a sus costumbres, no tienen patria ni bandera, y el progreso parece no tocarlos.

Cabe destacar que son muy cerrados, y que no permiten a ningún turista que deambulen por su pueblo, esta prohibido pasar del muelle y mas allá de los puestos de souvenirs colocados estratégica mente a modo de barrera a la entrada del pueblo, yo intenté pasar pero me hicieron dar la vuelta, estaba prohibido.

Tras comer algo en el único restaurante para extranjeros y sacar unas cuantas fotos, volvimos a nuestra barca y nos dirigimos de nuevo hacia el puerto.

Fue una gran excursión, una lástima que no se pueda hacer por cuenta propia, pero bueno.

Volvimos a Patong y directamente nada mas bajar del autobús me dispuse a buscar el Hard Rock Cafe, y lo encontré, cené por allí y a la vuelta empezó a diluviar, me tomé una cerveza mientras esperaba a que parase la lluvia, y cuando terminó fui de nuevo al centro, me senté en una barra de un bar con música en vivo, como no, otro tailandes haciendo covers de Nirvana y de los Red Hot Chili Peppers, ahí conocí a un profesor de inglés de los Estados Unidos, no recuerdo su nombre, pero era buen tipo, estuvimos hablando de lo que era viajar solo, sin amigos y con la novia en casa esperándonos, los dos coincidíamos "Happines is only real when shared".
Al cantante le pedimos Hotel California, la tocaba bien, pero no se sabia la letra, así que hizo lo que pudo, nos echamos unas buenas risas. Me despedí del profe y me fui a dormir.

Ya tenia decidido que hacer el día siguiente, seria de playeo.

Volví al hotel, me conecte a internet, y a dormir.

DÍA 12

La verdad es que el sitio no me invitaba a quedarme mas de lo que ya había estado ahí, no me gustó demasiado la zona, demasiado turística, muchísimos borrachos y ladyboys lascivos.

Comencé a dar una vuelta por la zona, estaba decidido que ese sería mu último día en Patong, no estaba muy contento de estar donde me encontraba, así que investigué como había que hacer para llegar al puerto para ir a Phi Phi Don, para colmo comenzó a llover, no muy fuerte pero lo suficiente para buscar un sitio para desayunar leer un poco mi guía y pensar en que hacer, ya que ese día lo iba a pasar en Patong.

Lo que hice fue estar todo el día en la playa, simplemente eso, fui a comer, y volví a la playa, fui a cenar, al hotel salí a tomar una cerveza, la calle principal llena de bares y luces de neon no me invitaban, me fui temprano al hotel, un poco de Internet y me acosté con la idea de que mañana me iría al punto álgido de mi viaje, me iría a Ko Phi Phi Don.

DÍA 13

Desperté temprano, y busqué el autobús que ya había visto en varias ocasiones, era azul y con la parte de atrás abierta y hacia el trayecto Patong - Puket durante todo el día, como ya sabia donde estaba la parada ahí me quedé hasta que lo vi aparecer, al subir pregunté para que me dejaran lo mas cerca posible del puerto, un hombre que había en el autobús me dijo que se bajaría conmigo y que me llevaría en su moto, así fue. Este autobús es igualmente valido para ir desde Puket a Patong, pero yo no lo sabía, en mi guía no decía nada de este servicio, así que ya sabéis, en vez de usar taxi que es prácticamente el único medio que supuestamente hay para hacer el trayecto, es mejor buscar este autobús.

Tras llegar al puerto, compre mi billete y aun quedaba bastante tiempo para que mi ferry saliese, así que me puse a tomar el sol en la entrada mientras seguía leyendo mi guía.

Tras varias horas finalmente llegó la hora de partir. Cerca de un par de horas de viaje pero al menos tuve algo de charla ya que me encontré con una pareja de españoles con los que charlar un rato.

El sol pegaba fuerte pero la belleza del mar con todas esas pequeñas islas desperdigadas no me dejaban entrar dentro. Cuando llegamos al puerto un monton de tailandeses con carteles de sus respectivos hoteles nos invitaban a seguirlos pero yo tenia en mente ya un sitio, ese sitio se llamaba "The Hard Rock", conforme me adentraba en el pueblo te ibas dando cuenta que efectivamente no había motos ni coches en la isla, era de calles estrechas todo lleno de l ocales de submarinismo, barecitos donde comer, locales de tatuaje, algún que otro supermercado y también hostales.

Tras varias indicaciones, llegué a mi hostal, y para mi era el mas curioso de todos, ya que se encontraba sobre una gran roca, para llegar hasta el, había que subir unas escaleras para llegar a la recepción, el hostal era el mas barato de todos los de la isla su oferta era la de habitaciones individuales y luego en una habitación con unas 17 camas por unos 150Bahts la noche, baratísimo en un sitio de lujo.

La habitación era muy curiosa, estaba toda entera pintada por los anteriores viajeros, sus nombres, procedencia y mensajes graciosos para los próximos viajeros. Cuando llegué encontré a un muchacho brasileño, Raphael, según me contó llevaba un mes ya en la isla y durmiendo en la habitación por un precio especial ya que su estancia era larga, trabajaba de relaciones públicas en una de las discotecas de la playa por unos 5 euros la noche, no es nada, pero con esos 5 euros, duerme, come y aun así le sobran 1 o 2 euros para ahorrar, el problema es a la hora de renovar el visado, que tiene que ir a la frontera con Indonesia, como hacia el chico estadounidense que conocí yendo a Camboya.

Una cosa muy curiosa es que hay muchos extranjeros trabajando de relaciones públicas en la isla, esto es ilegal, y hay que tener cuidado, pero nunca suele ser un problema porque en la isla no hay policía, solo portuaria. Los relaciones públicas son muy fáciles de distinguir, no usan zapatillas, no se sabe porque, pero es una tradición, todos los relaciones públicas de la isla van descalzos, bastante curioso la verdad.

Tras dejar mis cosas me preparaba para ir a la playa, no sin antes parar para comer, pero mi sorpresa fue cuando no encontré mi bañador, ahora me acordaba que lo dejé en el cuarto de baño del hostal de Patong, así que me tuve que poner a buscar un bañador, y poco tardé en encontrar un bañador muy chulo y baratito.

Tras darme un baño en las calientes aguas, vi que había un hotel en la misma playa y la entrada daba a la playa, así que yo toda la normalidad del mundo entre en la piscina me duché y me di un bañito en la piscina, como un turista mas.

Tras despejarme, fui a cenar, y di un paseo por el pueblo el cual era muy pequeño y en un rato la había recorrido entera, mientras iba paseando y mirando de un lado para otro, cual fue mi sorpresa cuando me encontré con Steve, el chico australiano que conocí en Camboya, al parecer estaba allí con una amiga, así que los dejé tranquilos y seguía adelante, al rato me encontré con la pareja que conocí en el ferry estuve paseando un rato con ellos, pero después de ver que la chica estaba todo el rato entrando en tiendas y mirando ropa y probándose vestiditos, me despedí de ellos y seguí a lo mio. Fui a la playa a ver como iban preparándolo todo para la Full Moon Party, que era ya mismo, aunque en esta isla era Full Moon Party prácticamente cada noche.

Una cosa curiosa, que había muchísimos carteles en hebreo, incluso había tiendas y cafés con carteles unicamente en hebreo.

Tras un buen paseo, estar bien comido me fui al hostal y a dormir, que mañana me iría de aventura.

DÍA 14

Tras despertarme me fui a desayunar y fui montaña arriba, que al parecer había un mirador y la vista desde allí era impresionante, y así era, tras una buena caminata llegué al mirador, y la vista era buenísima, desde ahí se apreciaba perfectamente que la isla era un istmo que es cuando dos islas se unen por un trozo de tierra.

El pueblo fue parcialmente destruido por el tsunami en su día.

Seguí caminando hacia la selva, y tras una buena caminata aparecí al otro lado de la isla, y me encontré en una playa de arena blanca, fina y con un mar tan azul celestes como el cielo, era una maravilla y estaba completamente desierta habia un pequeño hostal con 3 cabañitas muy simples, y también alquilaban equipo para snorquling, que es buceo con tubo, asi que como vi que por la zona venian barcas con gente para bucear, así que pensé que ahí sería un buen sitio para bucear. Alquile gafas, aletas y tubo y me metí en el mar, y apartir de los primeros metros ya comencé a ver un gran numero de peces a mi alrededor, tras un buen rato de buceo, me dí cuenta que estaba rodeado de medusas, así que salí rápido de donde estaba, seguí por otro rato buceando, y salí a descansar.

Hacía muchísimo calor, y meterse en el mar para refrescarse no ayudaba demasiado, suerte para mí que había un pequeño riachuelo que venía desde la selva el cual estaba muy fría y ahí fue donde me quedé tumbado a tomar el sol, en medio del pequeño riachuelo, tumbado me dí cuenta de que había una gran cantidad de pequeños cangregos en la playa, y muchos otros en concha.

Devolví el equipo que había alquilado y me disponía a volver, pero por suerte para mí en ese momento llegaba un taxiboat con una pareja de italianos, y les pregunté si podía ir con ellos, así les saldría mas barato, ellos no iban al pueblo sino a otra playa pero cerca de el. Esta playa tenia un hotelito de cabañas desperdigadas por la costa, muy bonito y con Internet gratis, así que me tome una cervecita y me conecté un rato. Tocaba volver, y el camino mas fácil era por la playa que la marea había bajado y se podía pasar perfectamente por el lugar, cosa que antes no se podía ya que el nivel del agua estaba muy alto.

Volví al hotel, y ahí estaba Raphael, que acaba de llegar, y me invitó a ir con el a un sitio donde como cada día, así que me fui con el, el sitio se llamaba Pattaya, y me deje aconsejar por el, pedimos pollo agridulce con arroz, y estaba buenísimo, super barato y muchísima cantidad, el sabor era buenísimo, lo mejor de todo era la nevera, la parte baja estaba lleno de gatitos... vivos! estaban ahí por el calor que hace fuera, no por ninguna cosa rara, pero todo el mundo pone casi la misma cara al verlos, y es inevitable no pensar algo raro, estaba todo buenísimo ademas acompañado de una botella de cerveza bien fresquita.

Tras esto, el tenia que ir a trabajar, me dijo de que me acercase, pero preferí no salir de fiesta y poder despertarme temprano y aprovechar el día. Así que me fui al hotel a dormir, ya era tarde, y estaba hecho polvo, después de la caminata por la selva y la mañana de buceo.

Esto es una maravilla.

DÍA 15

Desperté temprano y me fui a dar una vuelta, estuve toda la mañana en la playa, fui a comer y mas tarde volví a la habitación y Raphael ya estaba despierto que tuvo una buena noche al parecer, fuimos de nuevo a la playa y cuando se estaba haciendo tarde y nos íbamos de nuevo a "Pattaya" el restaurante de los gatos, llegaron dos chicas a la habitación una chica de Rusia y otra de Alemania, nos preguntaron donde comer, y les dijimos que se vinieran con nosotros, la sorpresa que se llevaron al ver los gatitos en la nevera!

Mientras comíamos se sentaron junto a nosotros dos chicas españolas, y estuvimos todos hablando un buen rato. La chica de Rusia venia de Singapur, la alemana acababa de llegar, y las españolas bailaban flamenco en Tokio y habían venido a Tailandia para ir a Phi Phi unicamente.

Nos despedimos de las españolas y nosotros el grupito de la habitación nos fuimos a tomar algo, y nos fuimos a dormir temprano, todos menos Raphael que tenia que trabajar, quedamos al día siguiente para ir Ko Phi Phi Lee, la famosa isla conocida por la película de Leonardo Di Caprio "La Playa".

DÍA 16

Nada mas despertar fuimos todos a desayunar a un bar que había justo debajo de nuestro hotel, no sin antes alquilar unas gafas y un tubo en el hotel para bucear mas tarde, y de ahí a buscar un taxiboat para que nos llevase a "La Isla".

Finalmente lo conseguimos y tardamos una media hora en llegar, era espectacular conforme nos acercábamos, un cuerno gigantesco de tierra se elevaba sobre nosotros, cuando llegamos Maya Bay que es el nombre de la playa estaba prácticamente desierta, nos adentramos en la isla para ir a la otra parte, que había una zona de buceo muy buena, y así hicimos fuimos para allá y estuve buceando entre numerosos peces, y sacando fotos con mi cámara acuática.

Cuando volvimos a Maya Bay, estaba completamente llena de barcas, lanchas y yates, y de gente, muchísima gente. Así que escapamos de ahí cuanto antes. Menos mal que fuimos temprano y pudimos disfrutar un poco de la playa vacía.

Cuando volvimos al pueblo, me fui por mi lado y fui de nuevo al hotel con Internet gratuito, a tomar unas cervecitas tranquilo en su playa privada, la cual estaba vacía. Cené allí y se me hizo tarde, anocheció y a la hora de volver al pueblo pensé en ir de la misma manera, pensé que la mera estaría baja, pero no fue así, por lo que tuve que ir por en medio de la selva, menudo follón, sin ver nada, tropezándome cada dos por tres.

Finalmente llegué un poco magullado y con los pies llenos de barro, asi que me duché y me acosté.

DÍA 17

Volvimos a desayunar los 4 en el mismo lugar que el día anterior y esta vez seguimos a Raphael.

Nos llevó a otra playa que era una pasada, allí pasamos la mañana, buceé cogí algunas conchas, luego fuimos a comer algo por ahí cerca, y ya después de tomar el sol durante horas, bucear seguimos aventureando, nos metimos por un sitio donde salimos llenos de picaduras de mosquitos, 40 mínimo cada uno y llegamos a otra playa, para ahorrarnos el mal rato de volver por donde vinimos, fuimos por la orilla, dando un rodeo muy grande, yendo por las rocas durante cerca de una hora, eso mejor que otras 40 picaduras la verdad.

Cuando volvimos al pueblo, fui directo a darme una ducha, porque no me encontraba demasiado bien, la parecer me había dado demasiado el sol, y estaba algo mareado, compre ibuprofeno en una farmacia y a que me diera un poco el aire, ya era de noche, me conecté a Internet y me fui a dormir, estaba con fiebre, me dio una pequeña insolación. Mis compañeros de habitación se fueron de fiesta, yo la única fiesta que tendría sería la de intentar dormir porque era sábado y con todas las discotecas que hay alrededor, me iba a ser complicado conciliar el sueño.

Sin darme cuenta me quedé dormido.

DÍA 18

Ya tenía prácticamente todo visto, y el fin de mi viaje se iba acercando, quedaban 2 días.

Al día siguiente estaba como nuevo, desayunamos todos juntos una vez mas, y nos despedimos de la chica rusa, que se iba en el primer ferry que salia esa misma mañana, a todo esto que Raphael había quedado con el encargado de otra discoteca, que por lo visto lo quería contratar, sonaba muy bien, era con alojamiento y comidas incluidas, asi que me fui a la playa, y vi a las dos chicas españolas que estaban cenando en el restaurante Pattaya, estuvimos un rato charlando y me estuvieron contando un poco de como les iba en Japón, fuimos a tomarnos algo a un chiringuito cercano y nos despedimos ya que mi ferry salía ya mismo, fui a comer, recogí mis cosas me despedí de Raphael y me fui al ferry.

Me dio verdadera lástima despedirme de ese sitio, me quedaban dos días para irme, y uno de esos días lo usaría para comprar cosas para llevarme a casa de recuerdo.

Conforme nos alejabamos de Phi Phi, donde todo era sol, y calor el cielo comenzaba a nublarse e incluso se vislumbraba en el horizonte como estaba lloviendo en Puket.

Llover era poco, estaba diluviando cuando llegué al puerto. Busqué un motorista que me llevase a la estación de autobuses a comprar mi billete, como quedaban aun unas cuantas horas, compré algo de comer en un 7-Eleven y esperé hasta que llegó el autobús.

Pasé toda la noche durmiendo, y me ahorré otra noche más de hotel. Cabe destacar que el trayecto es de 12 horas aproximadamente.

DÍA 19

Estaba de nuevo en Bangkok, después de los días que había pasado en un sitio tan maravilloso, la verdad es que ya todo lo ves diferente, no impresiona tanto.

Volví al hostal donde me quedé las últimas noches y conseguí una habitación, recogí mis cosas de la taquilla y subí lo dejé todo y salí a comer algo, ahora ya estaba decidido a ponerme a comprar y a regatear como el que mas.

Me recorrí todo Khao San Road en busca de buenos precios, compre recuerdos para mí y para los que me esperaban en casa.

Me tuve comprar hasta una maleta para meter todo lo que había comprado, porque mi mochila se quedaba muy pequeña.

Compré un libro en una tienda de libros de segunda mano en español, y me hizo algo de compañía.

Me fui al hostal y me tumbe en el salón que hay en la entrada que a ciertas horas proyectan películas. Así que el resto del día fue muy tranquilo, esperar a que me entrase hambre para comer, luego fui a tomar unas cervezas y escuchar algo de música, y me despedí de la noche de Bangkok, porque al día siguiente volvería a casa.

DÍA 20

El día transcurrió muy despacio, sin ningún tipo de prisas, mi avión salia de noche, así que no se a que hora me desperté pero fue con hambre, fui a comer algo, y anduve por las calles haciendo tiempo para la película que iban a poner en el hostal, terminé de acabar el libro que compré y fui a cambiarlo por otro, para el camino de vuelta a casa, compré el billete para el transporte al aeropuerto en el propio hostal, así que me recogerían ahí mismo para llevarme al aeropuerto.

A la hora convenida un motorista me recogió y me llevó hasta una furgoneta, y de ahí directamente al aeropuerto, ya pues lo típico, check in, esperar un buen rato antes de entrar al avión, y prometerme a mí mismo que algún día volvería a este maravilloso país.

FIN

Publicado por juliogs 12:34 Publicado en Tailandia Comentarios (0)

Camboya, ព្រះរាជាណាចក្រកម្ពុជា

...el antiguo Imperio jemer

all seasons in one day 35 °C

Camboya, cuyo nombre oficial es Reino de Camboya (en camboyano: ព្រះរាជាណាចក្រកម្ពុជា, Preah Reach Ana Pak Kampuchea) es una monarquía constitucional del sudeste asiático con una población de cerca de 14 millones de habitantes, la mayoría de etnia jemer. La principal religión es el budismo theravāda.

El país limita al oeste con Tailandia, al norte con Laos, al este con Vietnam y al sur con el golfo de Tailandia. Es atravesado por el río Mekong.

cambodia.gifkh.png

...y aquí sigue mi viaje

Una vez pasada la frontera me encontraba en Poipet, ciudad fronteriza, muy pobre, casi sin servicios, ya que son muy pocos los turistas que toman esta ruta para cruzar de Tailandia a Camboya, ya que es altamente desaconsejada debido a su alto nivel de pobreza.

Me puse a buscar un autobus que me llevase a Siem Reap (significa siameses derrotados en honor a una batalla ganada por la ciudad frente a los tailandeses).

Yo sabia desde casa que existia un autobus que te llevaba desde la frontera a la estación de autobuses central e Poipet y que sale cada media hora, la gente se me ofrecia a llevarme en "taxi" a la ciudad, me decian que el servicio de autobuses no estaba disponible, yo me negaba porque sabia que no era así. Finalmente encuentro el autobus en cuestión no muy lejos de las oficianas de extranjería. Subí al autobús, estaba vacio, el propio conductor me dijo que lo mejor era que cojiera un taxi.

Mientras esperaba a que el conductor se decidiese por arrancar, me fijé en las calles de la ciudad sin asfaltar y llenas de barro, eran realmente tristes, eso aunado a la expresión de los niños de no mas de 15 años sucios, haraposos, descalzos llenos de barro hasta la rodilla por la calle tirando de carretas llenas de basura como si de mulas de carga se tratase; el corazón realmente se me paró cuando uno de estos niños me miró con cara de pena desde abajo y yo sentado en el autobus tranquilamente camara en mano, decidí guardar la camara.

Aqui todo el mundo saca tajada de todo, que remedio; el conductor llamó por su telefono a un taxista tan pronto me monté al autobús y este apareció a los pocos minutos, estaba esperandome afuera, tras un buen rato hablando con el se dió cuenta de que no iba a montarme a ningún taxi, así que de esa manera, con el autobús vacio me llevo al centro de Poipet, tardamos unos 20 minutos en llegar a la estación de autobúses central de la ciudad.

Cabe destacar de que los taxis como tal no existen en Camboya, sino que son particulares que ofrecen el sevicio previo soborno a las autoridades del lugar.

Una vez en la estación de autobuses, la cual estaba desierta, tanto de autobuses como de pasajeros, me puse a preguntar por el próximo autobús para Siem Reap, primero lo hize a una especie de guardia que allí habia, me dijo que no habían mas autobuses que cojiera un taxi, decidí no hacerle caso, me acerqué a la garita de la entrada de la estación, y pregunte lo mismo, obteniendo la misma contestación; algo mosqueado con esta gente decidí entrar en la estación y en lo mas parecido que encontré a una taquilla, pregunté... me dijeron que ya no quedaban autobúses para ese día que cojiera un taxi, me quedé con cara de tonto y me sente en un banco a pensar.

Llegó el momento de regatear con los taxistas para que me llevasen a mi destino.

Habia un buen numero de camboyanos ofreciendome sus servicios de taxista a donde yo quisiera por un precio bastante elevado, asi que preferí no ponerme a regatear con un grupo de personas, ya que siempre saldría yo perdiendo.

Dando una vuelta alrededor de la estación me acerqué a un hombre y le pregunté si me llevaba comenzamos con el ritual, al final lo dejamos por 20$, por un trayecto de unas 4 horas de viaje, yo creo que lo saqué bastante bien de precio; mi guia decía que por menos 30$ era dificil encontrarlo, comentar que el tipo me dijo que me alejase para que sus "compañeros" y el policia de la estación no viese como me montaba para que asi no le cobrase, porque por estas zonas todo funciona así, ellos le pagan a la policía una parte de lo que me cobra para que le permita hacer de taxista.

El camino fue largo y la verdad que me sorprendió el no ver apenas ningun coche en las 4 horas que tardó el viaje hasta Siem Reap. Eso si, conforme nos acercabamos a pequeños pueblos cercanos a la carretera se veian muchisimas motos y bicis, todo el mundo va en bici, y los que lo hacen en moto van como locos y sin casco.

Tuvo que pasar, al rato vimos un grupo de personas en medio de la carretera y fue cuando estabamos cerca de la multitud cuando me di cuenta que lo que estaban todos mirando era un chico joven que habia tenido un accidente con otra moto, uno de ellos estaba en el suelo con muchisima sangre al rededor, y lo que parecia su madre al lado llorando, no se si estaba muerto o no.

Una vez en Siem Reap esto ya era otra cosa diferente, grandes multitudes muchas tiendas de souvenirs, restaurantes y como no, locales de masaje, una feria, vaya.

Una vez llegando el conductor me dijo que me llevaria a un hostal de un amigo suyo, yo ya me los conozco, no quiere decir que el sitio sea malo o algo asi, para nada, pero yo ya tenia un sitio en mente al que ir. El conductor me dejo en una parada de tuc-tucs y para que veais que red le pague sus 20$ y me dijo que el tuc tuc me saldria gratis porque era amigo suyo asi que me monte en el tuc tuc y me llevaron al hostal el cual me salio muy bien de precio 5$ la noche, con una cama y cuarto de baño in-suite! tenian de dostipos de alojamiento, por 2$ dormia en una habitacion sin ventanas sin cuarto de baño y en colchon en el suelo, asi que por 3$ mas preferi la otra opcion
El sitio estaba muy bien tenian internet gratuito y era supercentrico.

Nada mas dejar mis cosas fui a investigar un poco la zona, mire las diferentes tiendas, mirando precios, y seleccionando el que me llevaria ya que no tenia mucho espacio, el tema de compras decidí dejarlo para el ultimo dia.

Cabe destacar que la oferta de masajes aqui en Camboya es muchisimo mas barata que en Bangkok siendo alli entre 15-20€, aqui no llegaba ni a 10, asi que decidi darme un masaje que duro cerca de una hora por 8euros, despues del viaje de casi 18 horas me dejó completamente adormilado, asi que fui a tomarme una pinta de cerveza Anchor tipica del país y me fui al hostal, un rato de internet y a la cama, que el dia siguiente seria un dia bastante duro.

DIA 6

Me desperté temprano, sin desayunar me puse a mirar mi mapa de Lonely Planet que habia estado escudriñando la noche anterior y comence a caminar direccion a Angkor Wat, el cual estaba bastante alejado 5,5km pero eso era lo que yo les decia que iva hacer a todos los conductores de tuc tuc que me "asaltaban" ofreciendose a llevarme a Ankor, me decian "you crazy!"; lo que yo realmente queria era ver un poco el pueblo y cuando me fuera alejando encontrar un motorista que me llevara a mi destino.

Por el camino se veian puestos donde vendian gasolina en garrafas de plastico algo bastante inusual para mí, también comentar que Cambolla es de los poco paises que no tienen ni un McDonald´s ni Burguer King.

Como no habia desayunado tenia algo de hambre, así que compre un par de manzanas, paré a un motorista y por 1$ me llevó a Angkor Watt en unos 15 minutos o así.
Paramos en la taquilla donde te hacen un pase para 1, 2 o 3 días, el de un dia costaba 20$, una vez tenía mi pase me dirigí hacia Ankor, que estaba bastante lejos y lo tuve que hacer andando, ya que a las motocicletas no les permiten la entrada solo a los tuc tucs ya se sabe, sobornos... estos tuc tucs llevan a sus clientes entre templo y templo ahorrandoles tiempo, una gran caminata ya que entre templo y templo hay bastante distancia, existen 2 trayectos, largo de unos 35km y el corto de unos 25km, no lo pense demasiado y me puse a hacerlo a pie.

La gente se me quedaba mirando desde sus tuc tucs como me iva andando.

Tardé una media hora andando hasta Angkor. El primero de los templos del recinto es Angkor Watt el templo más grande y también el mejor conservado de los que integran el asentamiento de Angkor. Está considerado como la mayor estructura religiosa jamás construida, y uno de los tesoros arqueológicos más importantes del mundo, es la antigua capital del Imperio Jemer.

Una vez visitado el templo y haber sacado bastantes fotos salí y rodenando el templo por la selva y me adentré a investigar un poco, y así estuve ahorrandome un monton de trayecto acortando por los caminos de la selva hasta el siguiente templo, estuve todo el dia andando de entre templo y templo.

El siguiente templo que visité fue Bayon, famoso por sus 54 torres y cerca de 200 enigmáticas caras sonrientes.

Luego seguí hacia la Terraza de los Elefantes, su nombre debido a los relieves de estos animales que aparecen en su base.

Frente a la terraza de los elefantes habia un lago con unos pequeños templos a su alrededor.

Con el calor que hacia me acerqué a un riachuelo donde un par de niñas cambollanas de no mas de 13 años estaban cojiendo cangrejos, me senté en la hierba cerca de ellas y la mas pequeña me preguntó de donde era y le dije de España, y al contrario que casi todo el mundo al oir mi lugar de procedencia suele nombrar a Torres, Villa o gritan World Champion, la niña para mi asombro grito Zapatero Buhh!!, me quedé a cuadros!

Luego la otra chica algo mas mayor que la otra me pregunto si queria que me enseñase los pequeños templos cercanos, hablando con ella me dijo que eran huerfanas y que vivian en el templo de la zona y ella en concreto estaba estudiando para ser guia turística, me contó algo de historia y cuando ya pensé en seguir con mi trayecto le dí 1$ le pregunté por donde se iva mas rapido hacia el templo Ta Prhom, así que despues de una larga caminata llegué al templo.

Ta Prhom sirvió como monasterio budista, llegando a alojar al menos a 12.640 personas. En la actualidad la fama de este templo se debe al hecho de ser uno de los pocos monumentos que combina ruinas y naturaleza de una manera espectacular.

Tras muchas horas de caminata, aun no habia comido y como vine sin tuc tuc, me tenia que ir de la misma manera, ya que ahi no van tuc tucs a buscar clientes porque se supone que todo el que va alli va con tuc tuc, por lo que me encontre con que no habia ningun transporte para llevarme de vuelta a Siem Reap, y estaba anocheciendo.

Caminando vi a lo lejor una moto que iva en mi misma dirección así que decidí hacer auto-stop, para mi sorpresa que quien paró fue una moto de policia el cual me preguntó si necesitaba transporte, le dije que sí y lo dejamos en 3$ hasta la puerta de mi hostal, cabe destacar que el policia trató de venderme su gorra de policía por 5$, de esos 5$, 2 son para pagar la multa y 3 para el, un personaje vaya.

Cuando llegamos al centro del pueblo ya era de noche (menos mal que me recojieron sino me daban las tantas) le pedí que me dejase en el centro, me fui a la zona de restaurantes y tuve una buena cena.

Fui al hostal, me conecté a internet y a la cama, el dia siguiente sería de compras unicamente.

Menudo dia.

DIA 7

Este dia fue el primer dia en el que no me puse despertador, me desperté tarde y fui al mercado, estuve tienda por tienda, mirando, preguntando precios de figuras, mascaras, algunas camiseta, se me paso la hora y fui a comer algo.

Hice algunas compras y volví al hostal para dejar las cosas, me conecte un rato en internet y volví de nuevo a visitar el pueblo, la verdad es que me termino pareciendo una feria mas bien.

Cené en el KFC y me fui temprano para dormir, el dia de hoy fue muy tranquilo, ya que al dia siguiente volvia para Tailandia, compre un billete para el autobus que ofertaba el hostal para llevarme de vuelta por un precio muy razonable. Y me acosté.

DIA 8

Desayuné algo en el propio hostal a la espera del Tuc Tuc que me llevaria al autobús, habia otro muchacho que también iva a cojer el mismo autobus que yo, asi que tuve algo de compañía,el autobus estaba hasta arriba, y por suerte para nosotros llegamos a tiempo porque justo quedaban unicamente dos huecos, uno para mí y otro para el chico que venía conmigo.

Enseñamos el ticket que nos dieron en el hostal y para adentro. La gente que vino detras de nosotros se tuvieron que ir por donde vinieron.

El autobús arrancó y aqui comenzó una de las mayores tomaduras de pelo que he vivido en muchísimo tiempo.

Bastante antes de llegar a la frontera y llevabamos menos de una hora de viaje paramos en una especie de taller el cual tenia una tienda de refrescos, patatas, etc. por lo visto era para lavar el autobus, ¿? todos nos quedamos con una cara al enterarnos de para que habiamos parado, a esto que nos hacen bajar del autobus, y una mujer sale de la tienda diciendonos que teniamos que comprar refrescos porque el viaje era muy largo (anda que no son listos estos camboyanos) luego una niña vendiendo pulseras, total a todo esto habia un muchacho echandole agua con una manguera a las ruedas del autobus, buena manera de lavar un autobus, si señor.

Visto que no comprabamos nada, y que estabamos todos en la puerta del autobus esperando para subirnos e irnos se ve que se cansaron de esperar a ver si comprabamos - está claro que esta parada y todas las siguientes estan planeadas sistematicamente en sitios claves para que los viajeros compren en las tiendas y restaurantes en los que nos haran bajar hasta que nos aburramos, teniendonos ahi parados durante horas-

Finalmente montamos en el autobus y nos volvimos a poner en marcha, pero antes de llegar a la frontera volveríamos a parar, esta vez bajo el pretexto de cambiar de autobus, debido a que en camboya se conduce por la izquierda y en Tailandia por la derecha, ibamos a montarnos supuestamente en un autobus tailandes, comprensible, pero vaya coincidencia volvimos a parar en una tienda identica a la anterior, juraria que era la misma de hace unas horas, ahi nos tuvieron esperando otra hora mas debido a que supuestamente el autobus no venia, estaba retrasado, asi que lo unico que cambiamos fue de conductor, cuando finalmente parecia que ibamos a volver al autobus nos dijeron que debiamos de dar nuestros tickets de compra a un muchacho y este a cambio nos ponia una pegatina en la camiseta.

Cabe destacar que ese ticket era la unica prueba que decia que yo habia comprado un billete de autobus desde Siem Reap hasta Bangkok, asi que comentando con varios lo veiamos bastante raro, y fuimos reacios a despedirnos de nuestra unica prueba de compra, asi que le expliqué con argumentos y fundamentos de que no pensaba darle mi resguardo del billete asi como asi, a todo esto el camboyano de metro y medio me gritaba se enfadaba diciendo que no iva a ir a ningun lado como no le diera el resguardo, y yo le decia que sin resguardo si que no iba a ir a ningun lado, porque visto lo visto yo lo que mas me esperaba era que nos timasen, nuevamente.
Como a todos nos pusieron la pegatina antes de entregar nuestro resguardo, yo ya la tenia, asi que me meti en el autobus con todos los demas, pero el conductor, muy violento se levanto, me agarró de la camiseta y me quitó la pegatina, entonces cojí el resguardo y se lo tiré y le quité la dichosa pegatina.

Nos pusimos en marcha y al cabo de otro buen rato llegamos finalmente a la frontera.

Un viaje que normalmente dura 4 horas, lo hicimos en mas de 6.

Cuando llegamos me di cuenta que por aqui es muy usual el tema de las pegatinas, ya que habian muchos grupos que venian en autobuses con su pegatina puesta en la camiseta, asi que esta vez al parecer no nos quisieron timar, pero claro, es lo que pasa cuando tratan de engañarte tantas veces, que desconfias.

Hicimos cola nos sellaron los pasaportes y cruzamos la frontera, nuevamente estabamos en Tailandia.

Publicado por juliogs 7:01 Publicado en Camboya Comentarios (0)

Tailandia, ราชอาณาจักรไทย (2ª parte)

continuando mi diario de bitacora

all seasons in one day 35 °C

DÍA 5

Me desperté sobre las 9 de la mañana, por lo visto los mojitos del día anterior tenían muy poca graduación porque me sentía estupendamente. Alquilé una taquilla en el hostal para dejar las cosas que no me ivan a hacer falta en mi próximo viaje y me puse en marcha hacia la estación de autobuses norte, la estación Chatuchak. Pillé un taxi y allí me plante 25 minutos antes justo de que saliera mi autobús rumbo a la frontera con Camboya, quería un poco de comodidad y compre un asiento VIP por solo 5 euros, eso se traduce en asiento muy espacioso, televisión, desayuno, mantita, y un autobús bastante rápido que me dejaría en mi destino dentro de 5 horas.

Pasé casi todo el trayecto durmiendo y leyendo mi Lonely Planet de Camboya en castellano que había comprado días atrás en Khao San por menos del 80% del valor que la puedes adquirir en España, encima la última edición.

Una vez llegamos hice amistad con un chico estadounidense que venia a la frontera a renovar su visa, ya que le caducaba, muchos hacen eso, pasan a Camboya y vuelven a Tailandia para que les den 15 días más de visado (si se viene con avión son 30, si se pasa la frontera tan solo son 15)

Yo ya venia de una mala experiencia y con mi máxima de desconfiar de todo el mundo, y la verdad es que no me ha ido nada mal, porque en esta zona del planeta todo el mundo te trata de timar, eso sí siempre con una sonrisa (exceptuando aquel mamón).

Cojimos un tuk tuk y le dijimos que nos llevase a la frontera, cual fue nuestra sorpresa que en vez de llevarnos a la frontera, nos lleva a lo que parecía una oficina de viajes para que tramitemos alli nuestro visado. Que lista la conductora.

Entramos algo desconfiados, porque no sabíamos muy bien donde estábamos, así que un tailandes muy simpático se ofreció a hacernos el mismo todo el según el complicado papeleo, ya que según nuevamente el si lo hacíamos en la frontera lo mas seguro es que nos lo dieran al día siguiente porque es así y punto. Yo le dije que pasaba de hacerlo ahí que prefería hacerlo en la frontera, que cuesta 20$ y no los mil Bahts que ellos me estaban pidiendo, que aparte luego veríamos que serían más, el estadounidense aceptó ya que no quería discutir, y pagó le dieron el visado supuestamente en regla y una vez terminado el, me dijeron que era mi turno, les dije que no nuevamente, y el tio se enfadó y comenzó a decirme que el tenia el poder para reglar visados, que no iva a poder entrar al país, que el era Camboya y nose que mas tonterías, le dije que muchas grácias, pero que yo ya tenia mi visado en regla desde España, así que no hacía falta que me prestara sus servicios.

Una vez acabado, todo el tema de la oficina fuimos camino de la verdadera frontera camboyana, una vez ahí, entramos a la oficina de visados y sin ningún problema me lo expidieron por los 20$ que cuesta, el tipo que estaba en la ventanilla me pidió unos 500 Bahts extra por la gestión, a lo que respondí que ya no me quedaban Bahts (listo el, mas listo yo) y cogí mi visado y me fui.

Pasamos hacia el último puesto de visados, me lo pidieron y me lo volvieron a sellar, a mi amigo le dijeron que el sello que le habían puesto no era el oficial, pero que si que valía, pero claro, que al haberlo hecho por otros medios debía de pagar 500 Bahts, y los pagó.

Entre la frontera de Tailandia y Camboya hay varios casinos ya que por alguna razon en ninguno de los dos paises estan permitidos, pero por alguna razón ahí si, estos casinos tienen hoteles para los viajeros que lleguen muy tarde.

Mi amigo yankee dijimos de entrar a echar un vistazo, pero en cuanto entramos nos dijeron que no podiamos entrar de la manera que ivamos vestidos, bastantes inoportunos para la ocasion, chanclas pantalones cortos y camiseta sin mangas, asi que nos fuimos por donde venimos.

Estabamos mi nuevo amigo timado y yo ya en Camboya, le dije que si se queria dar una vuelta conmigo, pero le daba miedo, ya que aquello tenia muy mala pinta, y así era, así que nos despedimos, y seguí adelante.

Estaba en Poipet, y lo que se veía era pobreza por todos lados, todo embarrado, la gente tirando de carretas con los pies descalzos, incluso niños tirando de carros llenos de basura, se respiraba pobreza por todos lado.

Publicado por juliogs 6:23 Publicado en Tailandia Comentarios (0)

Tailandia, ราชอาณาจักรไทย

El país de la sonrisa

all seasons in one day 35 °C

Tailandia, oficialmente Reino de Tailandia (en tailandés ราชอาณาจักรไทย Ratcha Anachak Thai) es un país del sudeste de Asia, limítrofe con Laos y Camboya al este, el golfo de Tailandia y Malasia al sur, y el mar de Andamán y Birmania al oeste.

thailand.jpgDSC05927.jpg

El país era conocido previamente como Siam. Este nombre fue cambiado por primera vez en 1939 por Prathet Thai (ประเทศไทย) y nuevamente en 1949 (habiendo sido revertido durante la Segunda Guerra Mundial). Prathet significa "país" y la palabra thai (ไทย) significa "libre" o "libertad" en el idioma tailandés, palabra que también es el nombre del grupo étnico mayoritario en Tailandia (etnia que encontró su libertad hace más de dos milenios, al llegar a esta región huyendo de los chinos). Esto hace que Prathet Thai pueda traducirse como País de Gente Libre. Al traducirse al inglés Prathet Thai pasó a ser Thailand (Tierra de los Thai) y de allí a Tailandia en español.

DÍA 1

Salgo bien temprano acompañado de Poti y Valderrama, hacia el aeropuerto.
Apartir de ahora me esperan casi 24 horas de aeropuertos y aviones.

large_DSC05151.jpg

Nada mas llegar a Bangkok, mi primera mision era la de conseguir un autobús que me llevase a Khao San Rd. la mítica calle de Bangkok con mas hostales y puestos aglomerados que en todo el resto de la ciudad, una maravilla para los sentidos, en todos los aspectos...
A todas horas puedes comer, a todas horas puedes beber, a todas horas puedes entrar en una discoteca, es la calle que jamas para, 24 horas abiertas a toda clase de publico.

Se ve cada personaje, es el centro neuralgico de los rastafaris mundiales, si eres rastas tal y como hacen los arabes de que una vez en la vida tienen que ir a la Mecca, pues una vez en la vida tienes que ir a Bangkok, y en concreto a Khao San Rd. vaya ni que decir tiene que esto se puso de moda a partir de la película "La playa" protagonizada por Leonardo di Caprio, que por cierto fui a ver al cine.

DSC05156.jpg DSC05157.jpg
DSC05160.jpg DSC05163.jpg

En esta calle puedes encontrar casi de todo, y cuando digo de todo, es de todo. Carnets falsos de todo tipo y de todas las clases, tiendas de trajes a medida por doquier, locales de tatuaje, muy higiénicos y super preparados, falsificaciones de casi de todo, souvenir de todas las formas y tamaños, y sobre todo muchos sitios donde comer y beber.

DSC05179.jpg DSC05180.jpg

Y sobre todo hay muchos 7 eleven, muchos, muchisimos.
Son tiendas donde venden de todo, alcohol, tabaco, comida rapida, precocinados, congelados, etc. No es de extrañar ver varios en la misma calle, y mucho menos uno enfrente del otro, es exagerado, solamente en la capital de Tailandia hay tantos 7 eleven como en EE.UU. algo realmente exagerado. ¿Qué tienes hambre, o sed, o necesidad de satisfacer tus vicios, ya sean el tabaco, el alcohol o demás? No te preocupes, seguro que tienes un 7 Eleven mas cerca de lo que te piensas, son oasis dentro de la caotica ciudad, un soplo de aire fresco, ya que sus aires acondicionados a tope, a veces alivian la humedad extrema que aveces hay

7-eleven-logo.gif SevenEleven.jpg
3427597895_e98d7ba21c.jpg

Una vez conseguido descifrar que autobús me llevaba al centro, me esperaba un chico que conocí por la pagina de www.couchsurfing.com, se llamaba Ohm, me ofreció quedarme en su casa, y hacer de guía, la verdad es que estuvo bastante bien que una persona local te enseñe las zonas, y como vive una familia tailandesa tradicional.

Me llevo a un puesto de la calle donde ponían sus sillas y mesas en la calle y ahí mismo te lo comías, ese fue mi primer contacto con el picante tailandes, al final acabe cogiéndole el gustillo y todo!

-vv_3KKlmx..9KcjO_0.jpg

Antes que nada fuimos a cenar con su madre y su tía a un restaurante chino, nada que ver con los que hay por aqui, aquello si que era comida china de verdad, de la que comen los chinos, y la verdad es que estaba bastante bueno, diferente a lo que estoy acostumbrado.

large_DSC05168.jpg

Después fuimos a una reunión que había del grupo de Bangkok de la pagina web que hable antes, y ni mas ni menos fue en un karaoke, había una buena amalgama de países en la misma sala, habíamos chinos, rusos, coreanos, malayos, israelíes, alemanes, japoneses, suecos, filipinos, entre otros que no recuerdo, eramos cerca de unos 15 individuos que no nos conocíamos de nada dejándonos la voz y pasándolo bien.

60217_1015..20553_n.jpg 60217_1015..55379_n.jpg
46825_1015..79543_n.jpg 46825_1015..07575_n.jpg

Tras la sesión de Karaoke, me llevaron a una discoteca, a la entrada había una chica pintándole bigotes a la gente con pintura fosforescente, yo no tenia ni idea de lo que estaba haciendo, ni de porque, y mucho menos de porque la gente se dejaba que le pusieran esa guarreria en la cara, yo había leído que una vez toca la ropa, no se quita nunca!! y resultó ser verdad. Nada mas entrar al local me ya me enteré de el por qué de los bigotes pintados, el local se llamaba "Moustache", y por lo visto era la fiesta del bigote!

DSC05196.jpg DSC05198.jpg
62040_1638..74021_n.jpg 58522_1015..96698_n.jpg

La verdad es que el sitio estaba bastante bien, es mas estaba muy bien, mucha mejor música a la que estoy acostumbrado por aquí, que siempre ponen lo mismo, que si el waka waka, el papi chulo y esas porquerías, aquello si que era música buena! y las copas no llegaban a tres euros.

Tras esto fuimos a un 7 eleven y compramos algo para comer, creo recordar que fue una especie de sándwich con pollo y una coca cola, nos lo pusieron para llevar y cogimos un taxi hacia su casa, que vivía un poco alejado del centro, algo que se agradecía estando tan cansado como estaba.

Llegamos a su casa, cenamos y a dormir.

Ese fue mi primer día en Tailandia.

DÍA 2

Nos despertamos bastante temprano para poder aprovechar al máximo el día, desayunamos al parecer algo bastante típico, arroz seco y una especie de salchicha cocida con mango, la verdad es que estaba buenísimo.
Su madre nos llevó hasta un muelle cerca donde cogimos un barco de cola larga el cual nos llevaría de nuevo al centro de Bangkok a través del río.

Por el camino ya comenzaba a darme cuenta de lo religioso que es el país, ya que cada dos por tres se están viendo templos, y también de lo mucho que quieren a su rey, ya que de la misma manera se ven retratos suyos por todas partes, aquí lo veneran como si de un Dios se tratase prácticamente.

rey.jpg

Y es bastante curioso que en ninguna de ellas salga sonriendo, da un poco de mal royo la verdad.

Una vez llegamos a Bangkok, vi el primer gran templo de los muchos que tiene la ciudad, este en concreto era impresionante, visto desde el río, era realmente apabullante.

large_DSC05221.jpg

Su nombre es Wat Arun (วัดอรุณ, Templo del amanecer) es un templo budista. El templo está localizado en el distrito de Bangkok Yai en la ribera occidental del río Chao Phraya. El nombre completo del templo es Wat Arunratchawararam Ratchaworamahavihara (วัดอรุณราชวรารามราชวรมหาวิหาร).

La característica más llamativa de Wat Arun es su prang central (su torre estilo Khmer). Unos escalones bastante pronunciados llevan a las dos terrazas, siendo la altura de entre 66,80 m y 86 m, según las fuentes consultadas. Las esquinas del templo están coronadas por otros 4 prangs satélites más pequeños. La decoración del templo se realiza mediante el uso de conchas marinas y de trozos de porcelana que habían servido anteriormente como lastre para los barcos que viajaban a Bangkok desde China. Alrededor de la base de las torres se localizan varias figuras chinas de soldados y animales. Por encima de la segunda terraza hay cuatro estatuas del dios Hindú Indra cabalgando sobre Erawan.

El templo fue construido durante los días en que Ayutthaya era la antigua capital de Tailandia y se conocía originalmente como Wat Makok (Templo de la Oliva). En la época siguiente, siendo Thonburi la capital, el Rey Taksin cambió su nombre a Wat Chaeng.

En el templo estuvo situado el Buda de Esmeralda durante un breve espacio de tiempo, antes de trasladarse a Wat Phra Kaew (literalmente el Templo del Buda de Esmeralda) en 1784.

El prang central simboliza el monte Meru de la cosmología hindú. Los prang satélites están dedicados al dios del viento, Phra Phai. Los demonios del camino de entrada, son del Ramayana. La figura blanca se llama Sahassateja y la grande y verde es conocida como Tasakanth.

No lo pudimos disfrutar demasiado, ya que justo cuando ivamos a entrar comenzo a diluviar, ya conocí de primera mano las lluvias monzonicas de las que tanto había oido hablar, estuvimos mas de medio hora esperando a que aflojara un poco la lluvia para poder pasar, ya que es al aire libre, aunque no dejo de llover del todo, que oportuno que justamente en el descansillo donde todos esperaban, se colocó estrategicamente un puesto ambulante, pero este era diferente, era una moto la cual calentaba la comida con el motor de la misma, muy curioso.

DSC05232.jpg

Una vez comimos entramos y vimos lo que pudimos ya que teníamos el tiempo un poco justo para poder seguir viendo el resto de templos durante la mañana.

Tras la visita al templo, cogimos nuevamente el barco hacia la otra orilla, esta vez tocaba visita el templo en el cual se encuentra el famoso Buda reclinado, que no el mas grande, pero si el mas bonito de todo, el nombre de este templo es Wat Pho.

Wat Pho (Thai: วัดโพธิ์) es un templo budista, se encuentra en el distrito Phra Nakhon, muy cerca del Gran Palacio, también se le conoce como el templo del Buda reclinado, ya que es su principal atracción, su nombre oficial es Wat Phra Chettuphon Wimon Mangkhalaram Ratchaworamahawihan y cabe destacar que ademas posee una escuela oficial de masaje tradicional tailandes.

large_DSC05271.jpg
large_DSC05265.jpg

Estos cuencos son para las donaciones, en total hay 20 todos en una hilera, lo que se hace es un donativo de 20 Bahts, se da un billete y te devuelven 20 monedas de 1 Baht, y se debe de ir pasando frente a los cuencos y echando una moneda en cada uno de ellos.

DSC05280.jpg

Una vez acabamos en el Wat Pho, fuimos hacia el Gran Palacio, pero antes pasamos por el mercado de los amuletos, el cual esta abierto todos los dias, ni falta hace decir, que los tailandeses son personas muy supersticiosas, y tienen amuletos para casi todo, existen cantidad de revistas dedicadas unicamente al coleccionismo de estos, y muchos de ellos se pagan muy pero que muy caros en los mercados, a los que solo asisten por lo general especializados lupa en mano.

DSC05323.jpg DSC05324.jpg

El Gran Palacio Real (en tailandés: พระบรมมหาราชวัง, Phra Borom Maha Ratcha Wang) es un complejo de edificios en Bangkok, Tailandia, que sirvió como residencia oficial del rey de Tailandia desde el siglo XVIII hasta mediados del siglo XX. Con la muerte del rey Ananda Mahidol en el Palacio de Baromphiman, el rey Bhumibol Adulyadej trasladó la residencia oficial al Palacio Chitralada.

La construcción del conjunto del complejo palaciego se inició en 1792, durante el reinado de Rama I. Se encuentra situado al este del río Chao Phraya, protegido por el mismo. El resto del complejo se encuentra defendido por una valla de 1.900 metros de longitud que agrupa un área de 218.400 metros cuadrados. Más allá de la valla se encuentra un canal, creado también con propósitos defensivos. Así la zona asemeja una isla, conocida como Rattana Kosin. Los lugares más destacadas son el templo Wat Phra Kaew, que contiene al Buda de Esmeralda, y el edificio de estilo renacentista italiano Chakri Mahaprasad Hall.

large_DSC05387.jpg

En cuanto llegamos nos advirtieron de que estaban a punto de cerrar así que nos dimos prisa para entrar, pero resulta que no me permitían la entrada con pantalones cortos, así que me dieron unos, previo deposito de 500 Bahts, la verdad es que eran bastante comodos ya que eran holgados, comenzamos nuestra visita un poco a la prisa ya que nos cerraban, pero la verdad es que valió la pena, el recinto era precioso, con todas esas estupas doradas.

Vimos al Buda esmeralda, que tanta historia tiene tras de sí, ya que ha viajado a lo largo de la historia tanto por el propio territorio tailandes como por el extranjero.

La tradición dice que antes de entrar al templo donde se encuentra el Buda esmeralda, hay que echarse un poco de agua utilizando un loto cerrado como si fuera un cazillo, hecho eso una vez entre no sin antes descalzarme tal y como marca la tradición, y ojo, que no se puede estar en la misma sala que una imagen de Buda de pie sino sentado, y con los pies hacia atrás, nunca en dirección al Buda, por respeto a su imagen.

DSC05331.jpg DSC05338.jpg
DSC05356.jpg DSC05384.jpg

Una vez finalizada nuestro día de templos, fuimos al mercado al aire libre mas grande del mundo, el mercado de Chatuchak, la lastima es que fuimos muy tarde y muchos de los puestos ya estaban cerrados.
En este mercado puedes comprar prácticamente de todo, desde animales vivos a lo ultimo en tecnología, aquí ningún producto se ha perdido en el tiempo.

Por la noche volvimos a quedar con los de la noche anterior, pero esta vez en el centro para tomar algo, echar unos billares y hablar entre nosotros, ya que la noche anterior solo cantamos y fuimos a la discoteca, así que no nos conocimos.

La quedada era en Khao San Rd. en un hostal bastante famoso por la zona, el Sawasdee Inn, con muy buena comida, bebidas, y buena música, también ponían cachimbas.

De camino a casa, paramos en otro puesto callejero muy bien montado, con sillas mesas y todo lo que un restaurante necesita. La comida estaba realmente bueno, en todo el tiempo que estuve allí, probablemente fuera la mejor de todas, que pena que no me quedase con el sitio.

DSC05409.jpg DSC05408.jpg

De esta manera acabamos el día.

DÍA 3

Nada mas despertarnos, le dije a Ohm que lo nuestro había terminado (XD), le agradecí muchísimo todo lo que había hecho por mi, pero que realmente como yo disfruto mis viajes es por mi cuenta, buscándome la vida, si me tienen que tomar el pelo, que me lo tomen, pero mi camino lo marco yo.

Me despedí de su familia, y su madre nuevamente nos llevo al centro, y ahí me despedí también de Ohm. Ahora es cuando sentía que realmente comenzaba mi aventura, pille mi mapa y me dispuse a buscar un sitio donde quedarme esa noche. Yo opino que los taxis solo se han de coger en caso de necesidad, ¿para que cogerlos cuando uno tiene dos piernas? sobre todo cuando se esta de viaje, andando es como realmente se disfruta y se conoce, los sonidos, los olores, lo que te encuentras por el camino, gracias a ello pude llegar a ver cosas muy interesantes, que sin embargo, la comodidad de un taxi con aire acondicionado y conductor excesivamente preguntón no me hubiera permitido conocer.

DSC05413.jpg DSC05420.jpg
DSC05424.jpgDSC05417.jpg
DSXesOgmzV..xvyYR_0.jpg

La verdad es que fue una buena caminata, mas de 3 horas andando por Bagkok con el mochilón a cuestas, me encantaba.

Visité el centro comercial MBK, uno de los mas grandes de Tailandia, y la verdad es que jamas estuve en uno tan inmenso, bueno sí dos noches antes ya fui, el karaoke era en la ultima planta, pero a esa hora ya estaba todo cerrado, exceptuando cines, restaurantes y karaokes, así que no pude ver nada.

mbk_bangkok_1.jpgjzFqgx2C2V..IsDFp_0.jpg

Me impresionó la cantidad de falsificaciones que venden con todo el descaro del mundo, encima en un centro comercial, películas, videojuegos, consolas, teléfonos móviles, electrodomésticos, absolutamente de todo, ni que decir de ropa.

Almorcé en el Hard Rock Café, que alegría de precios, en comparación con los HRC que he visitado en otros países.

large_DSC05429.jpg

La comida buenísima como siempre, y un servicio tan amigable como solo los HRC saben ofrecer, de 10.
Durante mi trayecto vi muchos carteles avisando a los turistas de no hacer caso a los desconocidos que sean demasiado amigables, amables y charlatanes, ya que el tailandes, no es así, así que lo mejor que se puede hace es pasar de ellos.

Por lo general siempre trataran de engatusarte con que lo que vas a ver esta cerrado, que tiene un amigo que tiene un tuk tuk, que nos puede hacer un recorrido turístico muy barato y cosas por el estilo, si picamos lo mas seguro es que nos mosqueemos, ya que por lo general siempre los llevan a tiendas preestablecidas ya sean de souvenirs y en su mayoría tiendas de indios de venta de trajes a medida, esto lo hacen porque lo tienen apalabrado ya con los dueños de las tiendas, ellos te llevan y se llevan bonos para la gasolina, de esto hablare mas adelante, pero de una forma mucho mas exagerada. Incluso se dan casos de que los llevan a tiendas de joyas y los timan vendiéndoles piedras que para nada tienen el valor que ellos dicen que tienen. Lo mejor es pasar de todo el mundo, y aunque suene mal, desconfiar de todos desde el primer momento, lo digo por experiencia.

Este es el aviso en cuestión, también habían otros bastantes curiosos, como este otro.

UUM8GM8Y9P..Bw033_0.jpg VwEc1j3HUMq8ZKFauz_0.jpg

Seguí deambulando por las calles del centro de Bangkok, y encontré cosas muy curiosas, entré a un templo budista donde hacían meditación, cualquiera podía participar, pero no estaba yo muy por la labor, preferí sentarme y mirar, a la vez que me relajaba bastante de la buena caminata que llevaba ya pegada.
En este centro de meditación vivían monjes budistas, en unas cabañas en el patio sin luz ni agua.

DSC05441.jpg DSC05443.jpg

Una vez acabé ahí fui a buscar el Buda con 4 caras, cual fue mi sorpresa que estaban realizando los típicos bailes con sus trajes y todos, estaba realmente lleno de gente, aproveché para sacar unas cuantas fotos.

Alrededor, había un mercadillo, realmente, hay mercadillos todos los días en todas partes, en este en concreto vendían ofrendas florales para ofrecerles a la imagen de Buda, incluso pajaritos vivos!
Realmente es una casa de los espíritus, en Tailandia, en cada casa, en cada establecimiento hay una, lo primero de la construcción es la casa de los espíritus para que de buena suerte en la construcción, esta en concreto es la casa de los espíritus del hotel que hay al lado, lo que ocurre que se hizo famoso, y muchísima gente viene a venerarlo.

DSC05454.jpg DSC05451.jpg
DSC05457.jpg DSC05458.jpg
Y_zA-t2k8W..KQk5F_0.jpg

Finalmente llegué a Khao San Rd. y encontré un hostal muy pero que muy bien de precio, 280 Bahts, que al cambio no llega ni a 5 euros por una noche. Ya era por la tarde y empezaba a llover muy fuerte así que me dispuse a ir a Patpong market, un mercado nocturno muy bullicioso, que ademas esta techado, así que me dispuse a ir para aya, estos son los casos en los cuales hay que coger un taxi.

Y ahora comienza la peor experiencia que he tenido en toda mi vida:

Entre en el primer taxi que vi: primer error, jamas te metas en un coche sin cerciorarte de que es un taxi.

Al decirle mi destino al conductor, me comento que por las fuertes lluvias una de las calles del mercado estaba cerrado, así que lo habían puesto en una calle adyacente, que me llevaría allí, yo le creí y me dio una cifra de 100 Bahts un precio irrisorio para como están los taxis en Bangkok, que siempre tratan de ponerte un precio bastante alto, a lo que se le ha de contestar que ponga el taxímetro o no se monta. Como el precio que me dijo fue tan bajo, acepte de primeras: segundo error, nadie hace nada casi gratis, está claro que había gato encerrado, pero pobre de mí no me di cuenta.
Le pregunté que porque era tan barato, el me dijo que por llevar a gente al mercado a el le dan bonos de gasolina, así que todos salíamos ganando.

Una vez puesto el taxi en marcha me llamo la atención lo simpático que era el taxista, porque ya me habían dicho que los tailandeses no son así, un taxista tailandes, te lleva te cobra y adiós muy buenas, ese fue el momento, en el que me dí cuenta que el taxi en cuestión no era tal, ya que no tenia la típica licencia colocada donde todos los taxis lo tienen, ni mucho menos tenia un taxímetro, aunque lo llevase apagado ya que habíamos acordado el precio, pero no, ni eso. Ahí fue cuando comencé a ponerme nervioso.

De repente el taxi que no era tal, se metió en una calle un tanto oscura, y paro enfrente de lo que tenia pinta de bar de go gos, y me dijo que habíamos llegado, en cuanto apagó el motor, unos hombres se acercaron al coche y me abrieron la puerta y me dijeron que me bajase, yo pasé de ellos y le hablé al taxista diciéndole que esto no era donde le había pedido que me llevase, se rió y me dijo que sí que esto era el mercado nocturno, el mercado sexual. Yo le dije que no era esto a donde quería que me llevase sino al mercado nocturno, y me dijo que estaba cerrado, como va a cerrar un mercado nocturno por la noche, por algo es nocturno!

tczZtzFaJ7..bPW-0_0.jpg

Le dije ya bastante molesto que me llevase, y el me contesto que nuevo sitio, nueva tarifa, y que no iva a ser barato, así que le dije que no, a lo que me respondió que me llevaba a donde me había recogido, yo acepte, se me habían quitado todas las ganas de ir de compras.
Por el camino de vuelta me olía que íbamos a tener problemas, así que en el primer semáforo en rojo traté de bajarme del coche corriendo, pero el mamón había cerrado las puertas.

Comenzamos a discutir nuevamente, pero el seguía con lo suyo de que le tenia que pagar lo que habíamos acordado, yo le dije que no le pagaba y el me decía que sí, un follón vaya.

Una vez llegamos a donde me recogió trate de salir nuevamente, pero la puerta seguía cerrada, yo me negué en rotundo a pagarle por un servicio que no había recibido y mucho menos porque el tipo me estaba timando en todos los sentidos.

Cual fue mi sorpresa que pone la calefacción a tope abre la puerta de su coche y se baja diciéndome que si quiero salir del coche que le pague.

Ahí ya estaba nervioso yo de verdad. No sabia que hacer así que llamé por teléfono a la policía turística, nadie atendió mi llamada. El tipo abrió la puerta para ver si le iba a pagar o que, así que si el abrió su puerta quería decir que la mía debía también de estarlo, y efectivamente, así era, salvo por un inconveniente, el coche estaba aparcado muy pegado al coche de al lado, por lo que no podía salir, aun así, lo intente metí la cabeza por el hueco y luego parte del cuerpo, el taxista se dio la vuelta corriendo y empezó a empujarme para dentro del coche de nuevo, y cual fue mi asombro que como no lo consiguió cogió su paraguas y trató de golpearme con la punta del mismo, así que me metí corriendo dentro del coche de nuevo, me fije como se ponía a llamar a gente y comenzaban a venir y se pusieron cerca del coche, así que se me pasaron mil cosas por la cabeza, destrozar el coche, romper las ventanas, cargarme al tío cuando abriese la puerta... así que fui quitándome mi reloj, la cadena, la pulsera y las fui metiendo en mi pequeño macuto y me hice como al que le da un ataque de asma, parecía de verdad que me moría, hasta yo me sorprendí del papel que estaba interpretando, el tipo se ve que se cagó vivo y abrió la puerta del otro lado, yo estaba medio tumbado en la parte de atrás y en cuanto abrió la puerta le di tal patada a la puerta, que esta le dio en la cabeza y calló redondo al suelo, con lo que salí pitando de ahí.

Esa fue mi primera noche solo en Bangkok, no estaba nada mal para empezar.

Ni falta hace que diga que me fui directamente al hotel, la verdad es que no recuerdo siquiera ni si cené.

Mañana sería otro día.

DÍA 4

Al día siguiente repuesto del susto de la noche anterior desayune un english breakfast, con sus huevos bacon y todo eso y me puse en marcha para seguir pateandome lo que me quedaba del centro, esta vez eran, China Town, el barrio Hindú y la zona de Silom.

Ya llevaba tiempo viendo, que vendian cocos, que ahí mismo te los partían, le ponían una pajita y a beber, me compré uno por 20 Bahts, lo que vale en casa un Chupa Chups, y lo probé la verdad es que no me gustó demasiado.

DSC05467.jpg

Ya iba dirección China Town y supe que no estaba mal encaminado cuando comencé a ver templos chinos, la verdad es que eran bastante impresionantes, no grandes pero si bastante peculiares.
Conforme seguía entrando en el barrio, los típicos olores empezaban a ser sustituidos por otros muy diferentes.

DSC05471.jpg DSC05476.jpg
DSC05478.jpg DSC05474.jpg

Fui adentrándome más y el trabajo y la gente no paraba, comí en un puesto que había por allí y ese fue el día en el que probé la comida mas insulsa de todo el viaje, la verdad es que me llamó bastante la atención, porque no sabía absolutamente a nada. Supongo que no pedí en condiciones.

DSC05480.jpg DSC05483.jpg

En el momento que comencé a ver joyerías a un lado y al otro de la calle supe que estaba en el barrio hindú, nuevamente una nueva oleada de diferentes olores comenzaban a inundar las calles, curry, canela, pimentón...

Encontré uno de los poco templos hindúes que había en la zona, la verdad es que era espectacular, absolutamente todo esta lleno de detalles, cada esquina, cada recoveco de la pared, sencillamente increíble.

large_DSC05494.jpg
boUalV9qg9g3MLRQ-VP_0.jpg 3d70D3UsFr3M9wghh6Y_0.jpg

Tras esto hice tiempo para ir al Sky Bar de Silom Street, es el bar mas lujoso y caro de todo Bangkok, y esta ubicado en el tejado del rascacielos mas alto de toda la ciudad. Impresionante.

DSC05505.jpg DSC05502.jpg
DSC05508.jpg DSC05522.jpg

Arriba hize amistad con un grupo de chicos que venían de Hong Kong, les resulto extraño que viajase solo, y les conté la anecdota del día anterior, para que tuvieran cuidado con los taxistas oportunistas.

av_R3_QBYC..GwJeE_0.jpg

Fue una lastima que estando en la terraza comenzase a llover y tuvimos que volver a dentro, pero al menos me dio tiempo a sacar unas cuantas fotos. La verdad es que chulísimas. Me tomé un mojito y aparte de su precio había que pagar un 10% extra por el servicio, finalmente salió por lo mismo que te tomas un mojito en el paseo de Fuengirola, cuando mis amigos de Hong Kong vieron su cuenta, ya que todos habían bebido y repetido fliparon en colores, se quedaron boquiabiertos mirando la cuenta, tenian planeado salir esa noche a cenar y de discotecas, seguro que se fueron directos al hotel.

large_DSC05509.jpg

Tras la experiencia de vértigo del bar en el rascacielos, fui al mercado nocturno que la noche anterior tenia pensado de ir, y vaya que si estaba abierto, el mercado de Patpong, es uno de los mercados mas grandes de Bangkok, detras del Chatuchak market, por su puesto, podias encontrar mas de lo mismo, falsificaciones de todos los tipos, camisetas de selecciones, gafas, relojes, cosas de decoración, estrellas ninjas, tasers y demás.

DSC05525.jpg dcsK-mJswQ..mGvGr_0.jpg

Hice algunas compras y volví a Khao San Rd. cené algo, me conecté a Internet y di una vuelta por la zona.
Seguí descubriendo la gran oferta de servicios que ofrecia Khao San, salon de estética, de retratos, ah y como no, locales de masaje tradicional en cada esquina con una señora mayor en la puerta gritando "¡Masaaaaggee!" realmente autentico.

-h0JM2xW68..3d62f_0.jpg appOArzmiy..HAJg5_0.jpg

Tras esto me senté en una terraza con música en vivo y mojitos 2x1 pensando que hacer porque ya había visto todo lo que se podía ver por el centro de Bangkok, y no tenia muchos días para visitar las zonas un poco mas alejadas.
Así que mientras me tomaba mis mojitos, creo que fueron unos cuatro o así mientras escuchaba música reggae y unos covers de Nirvana decidí que era hora de dejar Tailandia y poner rumbo a Camboya.

Así que fui al hotel a descansar para despertarme al día siguiente bien temprano y proseguir con mi aventura.

Publicado por juliogs 9:12 Publicado en Tailandia Tagged bangkok phi phuket patong tailandia Comentarios (0)

Bolonia

esta no es la de Italia!

sunny 35 °C

Que gran fin de semana, jamas lo olvidare... sol, arena fina, dunas de ensueño, cero preocupaciones, ningún reloj que mirar y tu.

Que mas se necesita en esta vida para pasar un fin de semana inolvidable?? creo que muy poco mas...

Hablare un poco sobre la playa: La playa de Bolonia es una playa situada en el término municipal de Tarifa, en la comarca del Campo de Gibraltar en Andalucía, España. Cuenta con una longitud de 3.800 metros y una anchura media de 70 metros, se encuentra frente a la ciudad marroquí de Tánger, está considerada una de las últimas playas vírgenes del sur de la península Ibérica. Vamos, una maravilla.

Salimos bastante temprano, con algún que otro contratiempo, creo recordar, pero bueno, ahí que íbamos en coche dirección Tarifa.

large_DSC04969.jpg

Lo primero que se te viene a la cabeza una vez ves por primera vez esta playa, para mi una de las mas bonitas del mundo, y se lo que me digo, es, "wow!".

large_DSC04944.jpg

Ni que decir, cuando es una de las playas mas bonitas del mundo ademas tiene unos restos arqueológicos romanos impresionantes también, como son los restos de Baelo Claudia.

large_DSC05035.jpg

Datando de finales del siglo II a. C. sobre un asentamiento fenicio-púnico más antiguo (Bailo, Baelokun), su existencia está muy relacionada con el comercio con el norte de África (era el principal puerto marítimo que enlazaba con la ciudad de Tánger en Marruecos). Es posible que Baelo Claudia tuviera algunas funciones de centro administrativo, pero la pesca, la industria de salazón y el garum (una salsa derivada del mismo) fueron las principales fuentes de riqueza. El emperador romano Claudio le concedió el rango de municipium (municipio romano).

Mucho mas grande de lo que hoy perdura, aun se pueden visitar el templo principal e incluso el foro, el cual esta para mi gusto demasiado reconstruido, pero igualmente sigue siendo una maravilla.

large_DSC04956.jpg

La verdad que fue un fin de semana muy bueno, por la noche salimos en medio del campo con una gran manta en el suelo a ver las estrellas, hicimos concurso de quien veía mas estrellas fugaces, recuerda que los aviones no valen, eh??

Comiendo pescaito y demás y como no, no nos olvidemos de los mojitos 2x1 del chiringuito que la verdad es que nos sentaban de maravilla con ese calorcito que hacia, haha.

large_DSC05081.jpg

A la vuelta paramos en un mirador desde el cual en los días claros, se podía ver la costa de Marruecos perfectamente, la verdad es que habían bastantes nubes que dificultaban la visibilidad, pero sí que se podía ver África, algún día no nena??

DSC05137.jpg

Muy morenos que nos pusimos, si señor!

Publicado por juliogs 6:33 Publicado en España Tagged cadiz espana tarifa claudia bolonia baelo Comentarios (0)

(Entradas 1 - 5 de 7) Página [1] 2 »